Mis pecas mas preciadas.

martes, 14 de febrero de 2012

CARTAS A FEBRERO




Querido Febrero:

Hace pocos días que empezaste y justo en ese momento el cielo volvió a su azul de siempre. No creo que haya sido casualidad, no creo en las casualidades. Hiciste darme cuenta de muchas cosas, hiciste que me diera cuenta de que era ella, de que nada más mirarle a los ojos supe que era ella la que me perseguía en sueños tiempo atrás. Era ella la que estaba destinada a pasar las noches conmigo. Supe que era ella a la que echaría tanto de menos por las noches, que echaría de menos esos abrazos de madrugada y sus besos en mi espalda. Hiciste que me diera cuenta de que es ella quien estaba destinada a despertarme en cada amanecer con besos y sonrisas, que era ella con quien terminaría cada tarde, deseando que el atardecer nunca acabara si es entre sus brazos. Que era con quien pasaría mil y una noches observando a las estrellas, observando cómo brillan para nosotros y besarla unas mil y unas veces más. Que era esa persona destinada a hacerme sentir la magia con sus tonterías de niña pequeña, con sus vergüenzas, era ella quien me haría sentir magia dentro de mí con suspiros a media noche. También quería decirte que no seas malo y no te hagas tan frío, porque todavía no la tengo a mi lado para que me lo quite con abrazos en cualquier lugar, que no hagas las noches más frías porque eso hace que la eche mucho más de menos de lo que ya lo hago.

P.D: se me olvidaba comentarte que quiero que se lo hagas saber de alguna forma. Que quiero que le hagas saber todo esto que te acabo de escribir. También decirte que eres para mí el mejor mes del año y que no te hagas tan difícil en San Valentín.
                                                                                                                      IAN M.J

miércoles, 8 de febrero de 2012

Recuerdo cuando era pequeña. Esos días en los que era feliz con mi muñeca. Cuando el amor no existía,y las amigas eran de verdad. Me ilusionaba levantarme la mañana de Reyes, para abrir mis regalos. Cuando vivía en un mundo de color de rosa, y creía en príncipes y princesas que comían perdices. 
Pero hace mucho que eso quedo atrás. crecí. Mi vida se a llenado de responsabilidades, de complicaciones y sobre todo de dolor. La inocencia se fue, dejándome sola ante un mundo que no entiendo. En el que se lucha por la paz, nos quitan la libertad, donde no puedes expresar lo que sientes por miedo a que te censuren, y donde se mata por puro placer