Mis pecas mas preciadas.

martes, 31 de enero de 2012




Y hasta que no llegamos al extremo no nos damos cuenta de que vamos por mal camino, que estamos echando perder todo lo que habíamos conseguido anteriormente, que lo estamos dejando escapar como si el viento se lo llevara. Pero entonces llegas, y te das cuenta de las todas las tonterías que estabas cometiendo, de lo idiota que has sido, y quieres recuperar todo lo que has dejado, para poder llegar a ser lo que de verdad has soñado siempre...


http://4.bp.blogspot.com/-Mg8lGQJx1BU/ToSllGgCoqI/AAAAAAAAAIE/8tXbHFnSd74/s320/image+%25289%2529.jpg

Gracias por hacerme dar cuenta de que así iba por mal camino, a partir de hoy, el mañana no va a existir, el dejarlo para otro día tampoco, solo el HOY, solo en este minuto, solo en este segundo.

lunes, 30 de enero de 2012

Desayunar sonrísas con sirope de felicidad.

Y ser feliz. Sin pensármelo dos veces. Sonreír, avergonzarme, saltar y correr, sentir la libertad. Tocar el cielo con los dedos y saborear el sol.Comerme la luna a pedacitos, con hambre y sin escrúpulos.  Y morderme la lengua cada paso, a cada zancada, a cada milésima de segundo. Y acumular tanta felicidad que sea contagiosa, que se transmita por el aire. Un sentimiento, un descubrimiento, una aventura, una bella canción...

domingo, 29 de enero de 2012

Quiero ser esa chica que te espera a la salida del instituto, esa chica que sale en tus sueños, la chica a la que le das esos besos, a la que coges todos los días de la mano. La chica a la que le dices esos “Tequiero” y esos “Teamo”, a la que le dices “Eres Mi Vida”, la chica con la que tú crees que quieres pasar el resto de tu vida… Pero hay sueños en la vida que nunca se van a poder cumplir y este es uno de ellos
Esa chica apagada  .  Esa chica insegura que se ponía nerviosa con solo mirarla , esa chica a la que le costaba hablar en público , esa chica que se escondía detrás de los demás porque se sentía inferior . Esa chica que se sentía sola . Esa chica que lloraba a escondidas . Esa chica que se hundía en un pozo sin fondo . Esa chica a la que todos vacilaban . Esa chica que pensaba que su vida era un fracaso . Esa chica que sentía que no le importaba a nadie . Esa chica que se acomplejaba de sus defectos . Esa chica que se sentía  diferente , rara . Esa chica por la que nadie apostaba . Hoy cambio . Hoy aprendió a brillar con luz propia ,Hoy es una chica segura , Hoy habla hasta con las hormigas . Hoy ya no se esconde , se poner por delante . Hoy se siente acompañada .Hoy sonríe sin ningún motivo . Hoy salió de ese pozo sin fondo . Hoy vacila ella . Hoy sabe que su vida nunca más será un fracaso . Hoy siente que importa . Hoy se siente orgullosa de todos ellos  . Resultó ser que esta chica solo necesitaba hacerse valer , creer en ella misma , y no dejarse vencer por nadie ,  porque nadie es más que ella . Hoy aprendió que no hay que hundirse , que hay que aceptar nuestros defectos . Sé dio cuenta de que ella no era diferente , ni rara . Sino única y especial . 

viernes, 27 de enero de 2012

Sí, puede que no sea la persona más fuerte, ni la más valiente o la más decidida. Puede que me equivoque muchas veces,demasiadas quizás...      Puede que me de cuenta de lo que quiero cuando ya no lo tengo, que mi lista de caprichos sea larguísima, que mis paranoias aumenten día sí y día también; que los malos momentos sean muchos, aunque los buenos los superen    .Puede que complique lo fácil, que facilite lo difícil, y también puede que tropiece cien mil veces con la misma piedra, pero ten por seguro que siempre me voy a levantar .Siempre.-

domingo, 22 de enero de 2012



Libre, me siento libre.
La ciudad se quedó insípida cuando se marchó. Gris, fría, octogenaria. Los edificios desdoblaban sus formas y las calles se volvían tan interminables y pesadas que acabé por limitarme a contemplarlas a través de mi ventana. Todo parecía haberse congelado en mis lagrimales, ni siquiera la lluvia me animaba a seguir llorando como lo había estado haciendo hasta ahora. ¿Para qué? Lo único que conseguía era evitar con más frecuencia los espejos para dejar de ver a esa estúpida abandonada que iba perdiendo vida como los neones del barrio rojo al llegar el amanecer.
Me había quedado usada, follada y vacía en una habitación que odiaba, que sólo supuraba su nombre en cada esquina y que me recordaba lo grande que era cuando la habitaba yo sola. Pero al fin y al cabo eso era lo mejor, ¿no? Descomponerme en mi borrachera mental para luego poder arrancarme los pellejos del corazón, como una leprosa de tu amor que espera renovarse lenta y dolorosamente mientras tú viajas a mil kilómetros por hora rumbo a cualquier lado en el que no esté yo. Patética, sí. Pero con algo hay que consolarse si no quiero terminar ahorcada con las medias que me compré para aquella noche, y que jamás pude ponerme.
El día y la noche acabaron por confundirse en mis pupilas, resecas y enrojecidas. Total, ¿qué más daba ya dormir o despertar? ¿Salir o quedarse? ¿Disfrutar del sol o enamorarse de la luna? Todo resultaba terriblemente insulso, inerte y sin sentido. Para mí era lo mismo comerle la boca a una botella de cerveza que respirar bajo la ducha hasta sentir que me ahogaba. Todo era la misma mierda que hacía interminables mis días en aquella ciudad en pausa, donde todos parecían tener un motivo para respirar menos yo. Y hubiera dejado de hacerlo si no fuera porque, en mitad de alguna noche después de llorar hasta echar el bazo por la boca y desgarrarme la garganta preguntándome por qué, todavía esperaba que volvieras.

Como un hada que bate sus alas rápidas, implacables, alardeadas; el corazón bate a mil por hora. Mis palabras se clavan como espadas. Mi lengua se pierde en tus entrañas; primero en tus labios, tus manos en mis nalgas. Cuellos con pelos de punta, necesito mirarte a la cara; susurrarte mil baladas llenas de balas. Voy a rimarte hasta perder el tiempo y las ganas. La noche pasa, pasa, y pasa… y sólo queda el sol por la mañana; abrir mis ojos y ver tu espalda. Notar poco a poco las arrugas de las sábanas; sentir tu puta alma clavada en mi alma. Esto debe ser de Dios o del karma. Tú. Tú debes ser de Él o del karma. Me lo tomaré con calma; viviremos el momento, sin pensar en nada. Vamos a subir la persiana..
Puede que soltara las cosas que más me pesaban, que brindara por verlas desaparecer, que dejara la gravedad mientras flotaba, pensaría lo que hacer por si al final acababa. Lo sé, será sólo un momento y después tendremos que inventarnos qué hacer con tanta duda. Tal vez no quede más remedio que arder y convertir en humo la fe que nos desnuda.. Calmé las ganas de que me besaras, junté tu cuerpo contra la pared y cerré la puerta por si se escapaban las cosas que nos hacen bien, sí, por si al final todo se acaba..
Y ahora tú, tú nunca saltas ni arriesgas, prefieres saltar a la pata coja. No finalizas lo que inicias, inicias lo finalizado. A nunca es mejor que B, no. Nunca soportas los climas extremos pero quieres viajar a la Antártida y vivir en el desierto. Nunca tu intensidad ha durado más que unas horas, no te permites ese lujo. Nunca escribes con sentido, pero todo el sentido eres tú. Nunca te comes todo el plato pero te mueres de hambre cada vez que me ves. Nunca dejas de observarte en el espejo por si olvidas cómo eres, por si algún día eres capaz de reconocerte en él. Nunca devuelves las miradas, te mueres de vergüenza tan rápido que al final no te da tiempo. Nunca dejas de mirar las nubes, y yo no dejo de pensar qué estarás pensando. Nunca quieres llevar reloj, pero tampoco quieres dejar de perderte. Nunca supe como contentarte. Nunca los besos fueron sorpresa. Adoras compartir una siesta para dos. Nunca sabes qué decir y en cambio siempre lo dices todo. Nunca te preocupas por ti, prefieres estar más pendiente de los demás. Nunca abandonas el miedo, pero sin embargo no tienes miedo a llorar. Nunca llegaré a conocerte del todo. Nunca dejas que te rescate, prefieres que nos rescatemos juntos. Y ahora ya dudo. Nunca dejas de hacerme daño, pero nunca he estado tan segura de que sin ti no podría… Es extraño, porque he dicho tantas veces nunca que hasta creo haber perdido la cuenta de todos los siempres.
- ¿Sabes lo que yo creo? Que lo que tienes, lo que siempre has tenido, miedo. Sí, miedo a volver a entregarte, a volver a dar el 100% de ti y a perderte a ti mismo. A sacrificarte por una persona, a pensar en ella más que en ti mismo, como hiciste aquella vez. Sí, miedo a salir tan mal parado como aquella vez. No voy por mal camino, ¿verdad? Te da pánico volver a imaginarte entrando en otra relación asfixiante; te da tanto miedo que sales corriendo antes de entrar. Te da mucho miedo volver a sufrir, a sufrir haciendo sufrir, que vuelva a salir mal, que no te duela solo a ti, te da miedo intentar sentirte completo, completamente feliz, por si la historia se repite. No lo entiendes, no es exactamente eso, me dirás. Pero te equivocas, sí que lo entiendo. Lo entiendo porque yo soy igual que tú, y por ello me odio tanto como adoro cada casualidad que nos une. Me daba pavor volver a sentir mariposas en el estómago por alguien distinto, porque, ¿y si salía mal de nuevo? Pero, ¿sabes qué? Que un día llega alguien y te toca llena con su sonrisa y te contagia todo su mundo, lleno de miedos y llenos de principios. Te despiertas y vuelves a sentir, vuelves a vivir. Te renueva las ilusiones que creías perdidas, te recuerda que debes atender esos antiguos sueños que por miedo o por falta de decisión dejaste pasar. Te escucha, te intenta comprender. Te llena de amor, te entrega lo mejor de sí mismo sin pedir nada a cambio.. y sin quererlo, te cambia la vida. Vuelves a sentirte como un niño y dejas atrás el miedo, te da igual caerte y llegar con sangre en las rodillas, y te dan igual las dudas porque algo en tu interior te dice que esta vez sí va a salir bien. Pero si no te abres a eso, si no permites a nadie entrar de nuevo en tu corazón, siempre te preguntarás qué hubiese pasado. Entonces, me preguntarías si tengo esa seguridad de que todo saldrá bien. Me dirás que tu no, que tu ya lo sentiste una vez y que tu corazón acabo dejando de latir. Te diré pues que sí tengo esa seguridad, aunque sea inexplicable. Y aún así, me preguntarás el por que. Y te diré que no soy como nadie, entiendo tu miedo y tu preocupación, pero escucha, lo sé, lo siento: saldría bien. ¿Cuántas veces me has pensando en lo fabuloso que era esto? ¿Por qué dudas ahora? ¿Por qué iba a dejar de ser todo así? Tendré que darte un motivo para creerlo, una razón para arriesgar.. no? No.




sábado, 21 de enero de 2012


Restless.


La gente me provoca confusión.
Eso me pasa por dos razones principales. La primera razón es que la gente habla mucho sin utilizar ninguna palabra. Siobhan dice que si uno arquea una ceja puede querer decir montones de cosas distintas. Puede significar “quiero tener relaciones sexuales contigo” y también puede querer decir “creo que lo que acabas de decir es una estupidez”.
Siobhan también dice que si cierras la boca y expeles aire con fuerza por la nariz puede significar que estás relajado, o que estás aburrido o que estás enfadado, y todo depende de cuánto aire te salga por la nariz y con qué rapidez y de qué forma tenga tu boca cuando lo hagas y de cómo estés sentado y de lo que hayas dicho justo antes y de cientos de otras cosas que son demasiado complicadas para entenderlas en sólo unos segundos.
La segunda razón principal es que la gente con frecuencia utiliza metáforas. Algunos ejemplos de metáforas pueden ser;
Se murió de risa
Era la niña de sus ojos
Tenían un cadáver en el armario
Pasamos un día de mil demonios
Tiene la cabeza llena de pájaros
La palabra metáfora significa llevar algo de un sitio a otro, y viene de las palabras griegas meta (que significa de un sitio a otro) y ferein (que significa llevar), y es cuando uno describe algo usando una palabra que no es literalmente lo que describe. Es decir, que la palabra metáfora es una metáfora.
Yo creo que debería llamarse mentira porque no hay días de mil demonios y la gente no tiene cadáveres en los armarios. Cuando trato de formarme una imagen en mi cabeza de una de estas frases me siento perdida porque una niña en los ojos de alguien no tiene nada que ver con que algo le guste mucho y te olvidas de lo que la persona decía.


Me has pillado, revolviendo los recuerdos del pasado,
traficando con los cuentos que he inventado,
descubriendo cosas que ya había olvidado.

Me has pillado dando vueltas al recuerdo,
contaminándome de soledad,
trazando un plan para querernos,
buscando fórmulas para escapar,
sintiendo el moviendo.
El vértigo es la ausencia de la paz.


Never sad, never tired, never guilty..
Eres ese charco que no pisé pero me salpicó. Ese charco en el que quiero empapar mis pies.
En mi corazón ponía desde hace demasiado "prohibido fijar sentimientos", ese fué un problema que no quise reconocer. Que los fantasmas del pasado van cosidos a mi, y el tiempo se encarga de cortar los hilos poco a poco.. demasiado despacio pero a su tiempo. Tu trabajo también consistía en eso, en no hacerlo. Yo en cambio moría por empapelarte entero. Apareciste, te fuiste, y me convertí en una víctima del sistema, del sistema que tienes de no jugar con las personas. De entrar en mi propio juego, un juego, uno más, claro, qué fácil sería. Y qué difícil cuando deja de ser un juego. Cuando nunca debío serlo. Cuando nunca lo ha sido, por mucho que el tiempo nos muerda los tobillos.
Yo tu contento y tu mi encanto.
Joderte o joderme. Lo haces bien, mal, o realmente no estas haciendo nada. No haces por el propio miedo a hacer. ¿Cómo vas a vivir sin amor? ¿Cómo vas a vivir sin dolor? Si no dejas que el mundo te afecte, tu corazón siempre permanecerá intacto.. En estos momentos lo unico conjugable con el verbo hacer y mi persona, es que estoy hecha polvo. Las ganas de verte, ahora son de mandarlo todo al contenedor de reciclajes humanos. De pedirle unos dias de asuntos personales a la vida. Y ausentarme, antes que mostrarme ausente. No quiero sentir que no estás. No quiero amor a plazos. Y tu no sabes si tienes plazos para un amor hipocondriaco. Hipotecarte a mis problemas y un amor de folletín. Pero de verdad. Del que se siente no con el corazón sino con el esófago. Pedir un anticipo de fuerza y empeñar tus miedos con tal de pagar los daños colaterales que podrías provocar. ¿Y yo qué? Puedo ser inmune. Puedo ser tu, con tus miedos y tus consecuencias. Echar el curriculum en las putadas que nadie quiere vivir por si me despiden de tenerte.. Cotizar para vivir del cuento en el futuro, de este cuento en el que las ventajas están envenenadas. De nuestro futuro y nuestro cuento.



Yo tampoco sabia qué coño hacer con el color blanco del plastidecor
yo también he tirado de la puerta cuando debia empujar
yo también he utilizado alguna vez el móvil como linterna
Saco el movil, miro la hora, lo guardo, ni puta idea de que hora es!
el dia que Alex Ubago tenga novia y sea feliz, se acabó su carrera musical
Pidas lo que pidas, el peluquero siempre hace lo que le sale de los cojones
yo tambien dije “trae, que tu no sabes!!” y yo tampoco supe
El dinero no da la felicidad, pero yo prefiero llorar en un ferrari
Yo también canto las canciones en inglés como me sale de los huevos…
A mi mi madre tambien me ha dicho: Lo que hagan los demas no me importa!
Cuantos años debe tener ahora el niño de Kinder chocolate
Por qué viene una tia del futuro a explicarme como funciona la lejía???
No entiendo como la gente duerme en el metro y se despiertan en su parada
señoras que se quedan dormidas con la novela pero si cambias se despiertan
mi madre tambien me dijo “como vaya yo y lo encuentre…”y lo encuentra!
Mi madre también se inventa los nombres de mis amigos
Yo tambien de pequeño decia “inglish pitinglish”
Yo tambien he gritado: FOTO TUENTI.
Odio ser bipolar. Es la cosa mas fantástica del mundo…
Kleenex petrificados que aparecen en los bolsillos tras lavar la ropa
quién no vio a alguien correr y le gritó “corre forrest corre”?
Yo nunca he llegado a terminar una goma de borrar,antes se me pierden
Yo también grité en un teatro cuando se apagan las luces.
Señoras a las que dices “hasta mañana” y responden “si Diós quiere.”
Seamos realistas; nadie hará una fila y saldrá en calma si hay fuego
Yo también dije “mañana me levanto temprano y estudio”
Yo también he puesto a lavar la ropa por no ordenarla
Yo también mataria al listo que inventó el limite de tiempo del Megavideo
Para los qe cuando tocamos timbre i preguntan ¿qien es? decimmoss YO!!
Tendría que existir una tecla que sea: “@hotmail.com” !!
Terminar una anécdota con un: Es que así contado, no hace gracia

siento una especial adoración por las flores, por cualquier tipo de flor, me fascinan y encantan como una mala cosa, y por mucho que digan que lo de regalar flores suena cutre, cursi, o que incluso sean cosas de otros tiempos, a mi me encanta que me regalen flores, una o miles..
me encanta olerlas, dibujarlas, acariciarlas, y esta claro que fotografiarlas.. Desprenden una vida especial, sobretodo las de colores vivos.. yo si me reencarnara creo que sería flor (bueno, primero querría ser un pájaro, luego flor.. o una mezcla..)
Hoy fui al cine, a ver 'Pd. te quiero' aqui os dejo el trailer: http://www.youtube.com/watch?v=zIH-TNkb8ws , os haré 'cinc céntims' como se suele decir en catalán, trata de una mujer que se queda viuda a los 30 años, y que tenia una completa historia de amor con su marido, el día de su 30 cumpleaños recibe una tarta con una grabadora, se la mandaba su marido.. en ella le decía que tenía un plan, le había escrito cartas.. cartas que le llegarían de muchos modos y que la guiarían, solo debía dejarse guiar..
Es una bonita historia de amor, que me puso la piel de gallina en varias ocasiones y hasta solté alguna lagrimilla :)
A veces creo ver
Ver como vendrán
Vendrás detrás de mi
Envuelta en una música
Volando en una brisa de trompetas
Soñando, flotando sobre el mar en mi cabeza
Cantando, bailando y gritando que jamás me dejarás
Las noches en el bar
El mar detrás de ti
Esta vez es de verdad

Escrita en una pagina cursiva de una prosa de madera
Sin rima, grabado en mi memoria como en piedra
Brillando, llamando, envuelta en una música especial

Dónde están los días y ese azul
Di un lugar donde estés tu
Que si el azar nos va empujando hasta el final
Solo habrá casualidad
La casualidad
Nos va a alcanzar
Nos va a salvar
Y a matar
A veces creo ver
Ver como vendrás
Chocando contra mi

De las sombras de tu corazón
Fingiré que he sido yo
Que no
Que si al final nos va empujando sin querer
Ese azul no va a volver

Ese azul nos va a alcanzar
Ese azul nos va a salvar
Ese azul nos va a alcanzar
Ese azul nos va a matar..
(esperando esa casualidad (y ese azul lacteo) que me va a alcanzar)


Quedan tres minutos y medio para ahogar el silencio. Solo tres minutos y medio. ¿Solo? Vamos no nos engañemos. Tres minutos y medio es mucho tiempo. Y poco tiempo. Mucho tiempo comparado con el latido de un corazón. Al silencio le quedan 270 latidos a paso lento. Poco tiempo comparado con la historia del hombre. Al silencio le quedan 2,8 x 10 elevado a -14 instantes. En verdad poco importa. El silencio se ahoga.


Quedan algo más de tres minutos para ahogar el silencio. En algo más de tres minutos puedes decir 60 veces Te Quiero. Puedes dar más de 50 golpes a un cuerpo dolorido. Puedes golpear un alma millones de veces. Puedes ser feliz una o infinitas veces. Pero eso en este momento no es relevante. El silencio se ahoga.


Quedan algo más de dos minutos y medio para ahogar el silencio. Demasiado tiempo si escuchas una canción que no te gusta. Poco tiempo si te paras a mirar a través de tu ventana un día soleado. Poco tiempo si necesitas llegar a tiempo a cualquier sitio. Quizá demasiado si estás viendo como tu vida se va y no puedes hacer nada por retenerla junto a ti. Escucha. El silencio se ahoga.


Quedan algo más de dos minutos para ahogar el silencio. ¿Qué eran dos minutos cuando eras un niño? ¿El tiempo que se tardaba en correr detrás del balón en el centro del campo y meter un gol? ¿El tiempo que tardaban las agujas del reloj en dar las en punto para que sonara la campana y poder salir corriendo del colegio? A veces es mucho, a veces es poco. En este caso ya poco importa. El silencio se ahoga.


Un minuto y medio. El tiempo que tardan en descolgar el teléfono al otro lado. Tu anuncio favorito, ese que esperas ver durante todo el día y después parece un suspiro. En un minuto y medio puedes decir 30 veces lo siento, 22 veces felicidades y desde 90 a 1 vez la palabra gol, dependiendo de como de larga hagas la O. Demasiado a menudo las palabras son superfluas. Ahora también. El silencio se ahoga.


Apenas queda un minuto para ahogar el silencio. 20 suspiros, 15 bostezos y con suerte un abrazo de los buenos. Una lectura apasionante que te ponga los pelos de punta o un simple vistazo al crucigrama del periódico. Todo tiempo es relativo. Como este relato. Podrá ser entendido mejor o peor, podrá llegar más o menos hondo dentro de ti, pero será eso, aproximadamente tres minutos y medio... de mi vida y de la tuya.
Enero empezó en la montaña, bañada en el verde de mis ojos y de lo que en ellos se reflejaba. Sintiéndome en casa. Empezó con días de sol, bailando con las nubes en los picos más altos, disfrutando del frío en la playa. En las preciosas playas del norte. De la mano de una peliroja de sonrisa infinita. Terquerías. Sorpresas enlatadas. Y un viaje a Salamanca; la preciosa plaza mayor. Reencuentros extranjeros con acento gallego. Y la risa más pícara que jamás escuché. Golosinas. Galopando con Seika por los montes de Chenlo. Celebrando mi cumpleaños y cosiéndome al 22. Empezó con unas manos pequeñas sujetándome.

Febrero trajo visitas catalanas y días azules, paseos por los cabos y amaneceres de en sueño. Nos cargamos de esperanza, desesperación y risas con la persona más despistada que jamás he conocido, si tú. Nos perdíamos por Compostela de autobús en autobús, perdiendo minutos y sumando sueños. Ari se encargaba de jugar a los cuentos y a las princesas conmigo. Y hacíamos de sirenas en la bañera. Adoraba el viaje en tren de Santiago a Vigo. Llegó Roma a Chenlo, y los paseos fueron eternos encima de ella. Organizamos la fiesta de la paz Y Lu vendía entradas mientras sugería tocarles lo que quisieran a los que con ella se cruzaban. Gané horas en el balcón de los sueños. Fue la última vez que pisé el 2000. Nos escapamos a Ou a buscar mimosas, antojo de la niña. Y encontramos mil reflejos, pero ninguno nuestro. Volvimos a la playa con los dedos helados y la piel más blanca, nos llevamos todo el salitre en los ojos. Y Biel se hartó de hacer fajitas.

Marzo nos devolvió al mediterráneo y sobrevolamos azoteas. Vimos amanecer como habíamos prometido. Y jugamos con el bao. Llegaron los reencuentros en Canet y en Vic. Compostela seguía preciosa. Las excursiones con Biel cogieron ritmo, las playas en Noia, las salidas a la montaña, los paseos por la zona vieja, las bufandas y las flores. Qué bonitos son los atardeceres en el norte, verdad? Las cervezas sin motivos, los brindis por todo y por nada. El incendio de nuestro edificio. Loi, la voz de Lu, cómo echo de menos que me cantes.. El carnaval, los pingüinos, Tomiño, la Arribada, la lluvia, el FIV, los encuentros mágicos, los kilómetros que se restan. Los faros de nuestra historia. El PDC. El vino tinto.

Abril nos llevo a Noia de nuevo, a meternos en el Atlántico con ropa, a volar, a recoger conchas, a escaparnos. Vino cargado de caballos y de carreras. Loi vino a Porriño. Y llegó el primer día de playa, con la pequeña Inés también. Empezaron las clases de fotografía. Las estrellas por todas partes. Y los aullidos fueron la mejor melodía. Abril me llevó de nuevo a mi Barcelona, y jugamos a hacer pompas de jabón gigantes. Llegaron los calçots. Y los reencuentros con Ca l’Espargato. Mimos croquetiles también hubo. Y la playa de los amaneceres regresó.

Mayo, nos trajo los Curros, y las horas de camino a caballo. Llegaron los helados y los días de playa rodeada de niñas. Tiempo para la magia y para trasladar una cama al medio del bosque, el bosque más encantado que jamás encontré. En Compostela, nos acercábamos todos más, y todo era más duro pero con muchas más sonrisas a la vez. Llegó el Santiautor, y con él, el primer concierto de Marwan. Construimos palacios sobre ruinas, y jugamos a ser indios. Me perdí entre flores, mariposas y atardeceres.

Junio me llevó de nuevo a Barcelona, me diplomé y comí pastel. De nuevo los reencuentros, siempre mayores, siempre mejor. El olor a flores. El buen tiempo. Ca l’Espargato y su magia. Un tiempo eterno. Compostela a la espera, allí nos atrapaba la noche, las calles de la zona vieja, la música en nuestra espalda y la fiesta en la rúa. Los pinchos. Biel y las palomitas. Las excursiones. La pulpería de Noia de nuevo. Las tardes en el río. Los chupitos de tequila. Los días en el parque y los columpios. La magia de San Juan. Un pequeño corazón que latía y se hacía cada vez más grande con el nombre de Joe Stark; jugaba a ser pirata.

Julio vino cosido a demasiadas despedidas, incertidumbre y demasiadas contradicciones. Dejamos Compostela. Llega África, la yegua más buena y más linda. Visitamos ferias medievales, bebemos vino y nos vamos a las termas. Decidimos ser monitores. Aparecemos en Oia, qué gran experiencia!. Dormir más de veinte días acampados y con mil aventuras diferentes a la espera. Las caricias de los toxos y las piscinas de los ajenos. Nunca vi tantas estrellas juntas. Nació Nayara, adorable.

Agosto empieza en Arcade, con miles de tardes en Cesantes, y muchas aventuras también. Demasiados corazones, muchomucho amor. Playas, conciertos, museos, excursiones, zoo, pinturas, juegos, bomberos. Redescubrimos Pontevedra. Grandes amistades. Volvemos a posar la mirada en los horizontes, a filosofar y no dejar de preguntarnos. Tomamos helado y nos perdemos dentro de los túneles. Paseos por la playa, y muchos atardeceres. Nos vamos a las Ons.

Septiembre nos despeinó. Llegaron Pol y Ona, con su aire mediterráneo y sus ganas. Intensos días. Volver a Santiago, fue más que especial. La casualidad que estábamos esperando. Un mes de cambios, de contradicciones y precipicios.

Octubre fue el mes de la culminación, de la caída, de la huida, del ‘no hay después’. Pocos lo apreciaron. Fuimos al parque de bolas, e intentamos volver a ser niños. Me despedí de los atardeceres también. Y nos fuimos a buscar piratas y sirenas a la ría de Pontevedra. Ahora las rosas me recuerdan a ti, como tantas otras cosas. Me voy.

Noviembre, ‘despiertas en otra cama distinta’. Nada quema más que el fuego cuando se acaba de apagar. Volvemos a Barcelona con demasiadas expectativas y miedos en la cabeza. Demasiada inconsciencia. No resulta. Funciona. Soy yo? Son ellos? Gràcies a vosaltres per fer més del que us penseu. Me encuentro, lo acepto. Se evitó la catástrofe más inmediata, y pude coger aire en un lugar distinto, del que siempre quise huir. Hubo cupcakes, excursiones al bosque, encuentros en Barcelona, i uns boletaires gens perduts. Viernes y juegos. Laberintos y un Teseo sin ovillo. Marwan y Andrés Suárez de Banda sonora. ¿Cómo iba a ir mal?

Dieciembre nos puso la miel en los labios, las ganas de todo. El frío en Vic, y las caras distintas. La ciudad del viento. Barcelona llena de luces. Delafé. Trabajo. Churros y una iaia única. Excursiones a la montaña que aumentan la morriña. Miles de hojas secas y muchas volteretas. Sigo echando de menos, pero este año es distinto.


Llega el día 31 y por una vez, no me repito una y otra vez la misma frase..


Dias de verano:

Levantarse a las nueve. Ducha. Falda blanca. Corre, corre. Ir a ver a Mona. Planear los minutos. Saludar a Massa. Ir a buscar a Drew. Llega Sergi. Vamos a tomar helados. Él invita. La playa nos espera, esta vez una de las mejores de la costa brava. Llegamos en 20 minutos. la arena es odiosa, como en Galicia, si. Nos instalamos, y directos al agua.. está muy buena! Jugamos un rato entre ola y ola, compramos una colchoneta inchafle y un churro, volvemos a ser niños en los ojos de Peter.. Vamos a tomar el sol, qué ricos los azules del cielo.. Me pongo de espalda.. estoy solo medio conga. Pasan unas horas. Decidimos comer algo, tenemos de todo en una nevera gigante, devoramos una sandia.. y luego volvemos a los helados.. Nos vamos al agua.. y hacemos guerras como los niños, jugamos a palas y cazamos cangrejos, aii y observamos a papá pitufo con un color muymuy eléctrico! vamos a tomar el sol de nuevo.. llegan las 5 de la tarde, estamos cansados. volvemos a casa. alquilamos una peli. El efecto mariposa. al acabar salimos a la terraza, nos gustan las charlas en esa terraza tan tranquila.. seguimos con hablando de la fiesta que organizamos el domingo. por cierto, es la fiesta de bienvenida de una gran amiga, Ari, lleva un año viviendo en alemania, y por fin vuelve. luego decidimos desaparecer..
ahora solo recuerdo que acabé viendo 'por siempre jamas' en la tele..